MASAJE TAILANDÉS

Para más información y citas: 637 37 6543 (Irene Cea)

Terapeuta de Masaje Tradicional Tailandes, Aromaterapia Holística a través del Masaje, Flores de Bach, Martillo Lanna Tok-Sen y Pindas Herbales.
Tienes a tú alcance uno de los Masajes con más de 5000 años de antigüedad.
El Masaje Tailandés tradicional es un antiguo arte, que se ha ido transmitiendo y evolucionando de maestro a alumno, desde hace varios siglos. Demuestra un profundo conocimiento del cuerpo.
Según la Medicina Tradicional Tailandesa, por el cuerpo circulan 72000 canales energéticos o líneas Sen. Con esta técnica se van siguiendo los canales más importantes a modo de guía para ir trabajando todo el cuerpo.
El masajista usa sus manos, pies y codos para aplicar presiones sobre puntos específicos a lo largo de estos canales, en combinación con suaves estiramientos y asanas de yoga. Se consigue un efecto a la vez energético y relajante. El Nuad Boran nos libera de tensiones, reestableciendo el equilibrio y la armonía.
MASAJE TAILANDÉS CON ACEITES ESENCIALES CALIENTES BIO:
Igual que el Masaje Tradicional Tailandés, este masaje de aceites trabaja también sobre las líneas SEN (canales energéticos que recorren el cuerpo y que están relacionados con los sistemas sanguíneo, linfático y nervioso). Es una técnica que resulta profundamente placentera y reconfortante.
El Nuad Nam Man (llamado así en Tailandia) o masaje de aceites se realiza con aceites especiales de primera presión en frio de almendras, caléndula y otros elementos naturales. Estos son enriquecidos con aceites esenciales como ylang-ylang, bergamota, lavanda, romero, etc. La absorción de estos aceites a través de la piel y el olfato resulta muy beneficiosa para cuerpo y mente.
INDICACIONES: Apto para todo tipo de personas.
BENEFICIOS: Eliminación de toxinas, reducción del estrés, hidratación de la piel, equilibrio de la energía vital, fortalecimiento del sistema circulatorio y nervioso…
A diferencia del masaje tradicional tailandés, que se trabaja con presiones, el Nuad Nam Man se basa en deslizamientos que se realizan por todo el cuerpo de pies a cabeza. Para ello, el terapeuta utiliza manos, antebrazos y brazos en los deslizamientos, de tal manera que el paciente alcanza un estado de relajación muy placentero.
El Nuad Nam Man se realiza sobre futón y no en camilla, dotando al masajista de mayor amplitud y versatilidad en sus movimientos. Esta diferencia con los masajes de aceites convencionales hacen del masaje tailandés de aceites una experiencia única y envolvente.