La PNI es una ciencia que considera de gran valor clínico factores como la alimentación, el ejercicio y otras intervenciones naturales y convencionales. Estas intervenciones pueden influir positivamente en el proceso (epi) genético mediante la regulación de mecanismos de comunicación (PNI). El estrés es mucho más que la tensión psicológica: es también la carga de una dieta incorrecta, falta de ejercicio, y muchos otros daños causados por el medio ambiente”. Es por eso que defienden que la PNI, junto con la medicina nutricional, proporciona un método único para guiar al paciente de manera efectiva hacia una salud óptima.
La PNI es una disciplina clínica, que no se limita al ámbito académico, sino que constituye una ciencia práctica y que ofrece gran posibilidad de tratamientos para patologías tales como la obesidad, el síndrome de fatiga crónica, el síndrome de colon irritable, la depresión y otras muchas dolencias contemporáneas. Sobre todo se basa en pilares como la alimentación (en todas sus formas), el ejercicio y la actividad física, las intervenciones psicosociales, la epigenética, la resoleómica y el aprendizaje profundo.